La Ingeniería comercial es parte de las ciencias económico-administrativas y ciencia empresarial. El ingeniero comercial se encarga del diseño, formulación, operación y evaluación de mecanismos, programas, estrategias y otros recursos y tecnologías; aplicando a estos conocimiento de matemáticas, calculo, método cuantitativo, económica, administración, finanzas y marketing para encaminar a fomentar, impulsar y perfeccionar el desarrollo productivo y comercial de las sociedades y de las instituciones públicas y privadas, logrando dar solución a los problemas sociales y organizacionales.

La formación del ingeniero comercial integra el conocimiento científico-técnico en los procesos de comercializaciones de las organizaciones, investigación, proyección, análisis de productos y servicios y toma de decisiones para así optimizar la competitividad y sostenibilidad de las empresas. Con esto es capaz de enfrentar las transformaciones de la globalización y del intercambio comercial.

El ingeniero comercial, además, cuenta con dominio de conocimientos empresariales en marketing, negocios y estrategias, logrando dar satisfactoriamente diagnósticos y alternativas de solución a situaciones comerciales. Asimismo, el ingeniero comercial comprende las características y funcionamiento de las organizaciones, logrando involucrarse y comprometerse con estas y además con su capacidad emprendedora puede iniciar nuevos proyectos, buscar y percibir nuevas oportunidades, ser agente de cambio, identificar las necesidades del mercado, asumiendo los riesgos calculados que llevan al éxito en las áreas que se desenvuelve.

 

Por Gerard Bozzo